Eurovisión y la moda

Mañana, sábado 23 de mayo, tiene lugar en Austria una nueva edición del Festival de Eurovisión. Mucho se ha hablado del vestuario de la representante española de este año, Edurne, y es que hasta mañana cuando aparezca en escena, su elección es todo un misterio.

Aunque ahora mismo la relación entre el festival y la moda no pasa por su mejor momento, en otra época era un escaparate para observar las tendencias y la moda vigente en otros países.

Masiel, la chica ye-yé|© GETTYIMAGES

Masiel, la chica ye-yé|© GETTYIMAGES

Ejemplo de ello, es el minivestido floral de corte trapecio de Courrèges que Masiel compró en París justo el día antes de proclamarse vencedora. El perfecto look de chica ye-yé!

Salomé y su pesado vestido de flecos|© GETTYIMAGES

Salomé y su pesado vestido de flecos|© GETTYIMAGES

Otro icono español de la moda en Eurovisión, es el vestido de flecos que lució Salomé y que estaba compuesto por canutillos de porcelana. Diseñado por Manuel Pertegaz, el vestido de la cantante, pesaba 14 kilos!

Olivia Newton John representando a Reino Unido|© GETTYIMAGES

Olivia Newton John representando a Reino Unido|© GETTYIMAGES

Antes de Grease y antes de convertirse en una estrella de los musicales la joven Olivia Newton-John aparecía en 1974 en el festival representando a Reino Unido con un vestido folk azul cielo largo hasta los pies. La estética boho californiana ya causaba furor entonces.

© GETTYIMAGES

Katja Ebstein|© GETTYIMAGES

En los años setenta, la estética disco mezclada con un poquito de glam era lo mas ‘in’ del momento.En 1971, Katja Ebstein aparecía en la edición de ese año del festival con un mono glitter.


Fuentes: Vogue

Cannes se llena de estrellas

Una vez más, volvemos a desenrollar la alfombra roja para que las estrellas del celuloide brillen con luz propia, y es que ha dado comienzo la 68ª edición del Festival de Cannes.

Fantasía, plumas, encajes y joyas de ensueño. Os dejamos una pequeña muestra de los mejores looks  que hemos visto:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Fotografías de Getty

150 años en El País de las Maravillas

El más que famoso relato de Lewis Carroll, Alicia en El País de las Maravillas, cumple 150 años y el mundo se prepara para asistir a tan fantasioso cumpleaños: El próximo 4 de julio se celebrará en Óxford el Día de Alicia y para el especial acontecimiento, se están preparando reediciones especiales del libro con ilustraciones originales y de la biografía del autor, además de un musicalWonderland – a cargo del líder de la banda Blur.

En el mundo de la moda, El País de las Maravillas ha sido y sigue siendo, una fuente inagotable de inspiración:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Fuentes: Vogue

Daniela Ropotan y Super Animaciones, diversión con los más pequeños

maquillaje tigre

El pasado mes de abril la empresa City Trendy realizó el Happy Easter en las galerías Boulevard Austria y tuvimos el placer de contar con la participación del pinta caras de Daniela Ropotan, de la empresa Super Animaciones. Super Animaciones dispone de grandes y profesionales animadores infantiles para fiestas de niños y niñas de toda España, entre ellos, Daniela Ropotan, una de las mejores maquilladoras de fantasía de España.

La empresa está formada por un equipo joven, con ganas e ilusión en las animaciones infantiles. Nos encanta nuestro trabajo y disfrutamos haciéndolo, lo que repercute positivamente en tu fiesta infantil.

HL. ¿Cómo surge la idea de Super Animaciones?
SA.
Super Animaciones surgió de una primera empresa que creé llamada “Pinto tu cara”. A partir de aquí me di cuenta de que los padres piden muchos más servicios que el simple taller de pinta caras, por lo que empecé a pensar que sería buena idea crear una empresa que ofreciera un abanico muy completo de servicios para fiestas infantiles.

HL. ¿Quién hay detrás de este proyecto?
SA.
Detrás de este proyecto estoy yo, una persona muy especial que se dedica al Marketing Online y unos casi 100 animadores infantiles que tenemos repartidos por toda España.

HL. ¿Qué servicios ofrecéis y que es lo más demandado?
SA.
Ofrecemos cualquier servicio de animación para fiestas infantiles, desde pinta caras, globoflexia, juegos tradicionales, magos, payasos, castillos hinchables, decoraciones con globos de salones y jardines, etc.

HL. Sabemos que eres una de las mejores maquilladoras de fantasía de España, ¿cómo has llegado a serlo?
SA.
Lo mío con el Face Painting y Body Painting es pasión; practico horas y horas en casa desde hace mucho tiempo para mejorar cada día. No hay más secreto que la pasión y el trabajo que dedico siempre que el trabajo me lo permite.

HL. ¿Qué es lo que más te demandan los padres?, ¿ y los niños?
SA.
El taller de maquillaje de fantasía es nuestro producto más demandado, tanto por los padres como por os niños.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

HL. ¿Con quién prefieres trabajar con pequeños o adultos?
SA. Los niños me encantan, son mi debilidad. La gente dice que tengo imán para ellos, te he contestado, ¿verdad?

HL. ¿Cuál es tu próximo proyecto?
SA. Estoy lanzando ahora cursos avanzados de formación en maquillaje de fantasía y caracterización, espero que salgan adelante y pueda formar a gente que maquille con mucho nivel en el campo de la fantasía.

HL. ¿Algún sueño por cumplir?
SA. Me gustaría que la empresa creciera más para poder destinar un presupuesto mensual para ayudar a los niños más desfavorecidos a través de alguna ONG. Es un sueño pequeñito, pero me haría realmente feliz.

HL. ¿Dónde podemos encontraros?
SA. Nuestras oficinas están en Castellón, aunque disponemos de animadores infantiles tanto en Valencia como en Castellón. Y también en nuestra página web oficial, www.superanimaciones.com.

SUBIES, LA HORCHATA TRADICIONAL VALENCIANA

anuncio pie de pagina

Horchata SUBIES lleva más de 50 años fabricando un producto de calidad en la localidad de Almassera, Valencia. Hemos tenido el placer de realizarles una entrevista para que puedas conozcer mejor sus orígenes y el producto. Además contamos con su colaboración el próximo viernes 10 de abril en la Happy Easter que City Trendy organiza en las galerías de Boulevard Austria, Valencia.

CT. ¿Quién hay detrás de Horchata Subies?
SB. Horchata Subies es un empresa familiar que proviene de Alboraya y que elabora horchata en Almassera con chufas de su propia huerta.

CT. ¿Cuántos años lleváis?
SB. Desde 1959 estamos en la Antigua carretera de Barcelona de Almassera.

CT. ¿En qué se diferencia vuestra Horchata de otras?
SB. Nuestra horchata es fina y equilibrada, utilizamos las mejores chufas con Denominación de Origen Valencia, y la fabricamos a diario para que mantenga todas sus propiedades ya que es natural y fresca.

CT. ¿Cuántos litros hacéis al año?
SB. Unos 250.000 litros

CT. ¿Se bebe sólo en Valencia?
SB. Distribuimos en casi toda la provincia y ahora con nuestro nuevo envase de Bag in Box es más fácil de trasportar y dispensar con su grifo.

IPHONE JULIO2013 865

CT. ¿Cuál es vuestra meta?
SB. No queremos ponernos metas, lo único que queremos es que la gente que no conoce la horchata natural que la pruebe y disfrute de ella, puesto que es un referente de la dieta mediterránea.

CT. ¿Además de Horchata qué otras especialidades tenéis?
SB. En nuestra horchatería los amparitos que son unos fartons hojaldrados, la crema de chufa y nuestros granizados.

CT. ¿El sector de la Horchata ha notado la crisis?
SB. Claro, nos hemos tenido que adaptar en este periodo, pero creo que la situación es conjunto es un poco mejor y hay que mirar hacia delante.

CT. ¿Dónde podemos encontrar vuestra Horchata?
SB. Nuestra horchata con la marca Chove esta en los mejores establecimientos de Valencia y nuestra horchatería en Almassera es Subies desde 1959.

IPHONE JULIO2013 913

¿Han muerto los blogs de ‘street style’?

La repetición de clichés y la falta de espontaneidad (con su consecuente pérdida de credibilidad) han llevado a la fiebre por fotografiar estilismos a una crisis de identidad.

Un dron sobrevuela las calles de Nueva York durante la fashion week. Su objetivo es captar todo lo acontece para retransmitirlo para Style.com, la web de moda de referencia  y ofrecer planos aéreos en los que difícilmente se puede reconocer a alguien. ¿Dónde quedan entonces aquellos blogs que arrasaron hace unos años?

Hubo un tiempo en que los fotógrafos iban a los desfiles a fotografiar las colecciones y, de paso, a los célebres invitados que se sentaban en las primeras filas. Con el cambio de siglo, también llegó el cambio de foco, y un puñado de ellos tuvo la idea de girar su cámara hacia la audiencia, de salir del recinto y retratar a los asistentes, anónimos para la masa, famosos en el sector, que llevaban prendas de firma y las combinaban de forma inusual. Algunos de esos fotógrafos decidieron doblar su apuesta y sacar instantáneas de ciudadanos a pie de calle que vestían especialmente bien, sacaban partido a las modas de la temporada o se dedicaban a practicar la extravagancia. No es que el street stylenaciera en los 2000, las agencias de tendencias, los sociólogos y algunas revistas llevan décadas ofreciendo testimonio gráfico de que el estilo y la innovación no entiende de estatus o profesión. Sin embargo, los primeros años del siglo XXI sí encumbraron perfiles como el The Sartorialist o Tommy Ton, que empezaron basándose en la espontaneidad y terminaron editando libros, poblando sus respectivos blogs de caras conocidas y firmando campañas para marcas prestigiosas.

PARIS FASHION WEEK STREET STYLE|Fotografía de Clochet.com

PARIS FASHION WEEK STREET STYLE|Fotografía de Clochet.com

Junto a ellos, un puñado de jóvenes aficionados a la moda y con más o menos pericia para sacar partido a su armario comenzaron a ejercer como retratistas de sí mismos. La semana de la moda siempre ha sido una excusa para ver y ser visto pero, cuando estos bloggers y fotógrafos de streetstyle desembarcaron en los front rows, se convirtió en un evento que sucede en los pasillos, en los alrededores y en las colas de las fiestas. Hasta el punto de que hoy tienen representantes, una cohorte de fans y una cuenta bancaria que en ocasiones supera el medio millón de euros anual.

Entre medias, los profesionales de la vieja escuela (editores, buyers o fotógrafos tradicionales) lucharon por mantener su poder en las gradas uniéndose al ‘enemigo’. Armándose, como aquel, con sus móviles y sus iPads y fotografiando a modelos, a su compañero de fila o a aquella mujer que ha acudido al evento con un aspecto inusual. Como contaba Suzy Menkes en un polémico artículo, los desfiles se transformaron en un circo de pavos reales cuyo centro de operaciones estaba en la puerta, no en la pasarela.

Así fue como nacieron más it girls (o chicas que rozaron la fama por su forma de vestir) de las que podemos recordar. Y así, también, fue como las marcas se dieron cuenta del enorme poder lucrativo que eran capaces de aportar estos nuevos actores. Publicidad (casi) gratuita, alcance global vía redes sociales y un aura de aparente cotidianidad por el que muchos llevaban tiempo batallando. La estrategia llevó a The Sartorialist, Garance Doré, FaceHunter o Jak and Jill a las primeras filas de los desfiles más renombrados de la industria, pero el trato de favor se tradujo en una pérdida paulatina de la frescura que les hizo famosos. Las invitaciones y los regalos se convirtieron en posts patrocinados y los contratos en anuncios subliminales. Muchos de los comúnmente llamados egobloggers pasaron a ser hombres anuncio, dj’s y alma de fiestas variopintas. Y la gente que aspiraba a ser como ellos comenzó a disfrazarse deliberadamente “por si aparecía un fotógrafo”.

En las calles de la New York Fashion Week Otoño 2015

En las calles de la New York Fashion Week Otoño 2015

¿La pérdida de credibilidad ha perjudicado a los blogs de ‘street style’?

No es que la calle haya dejado de ser fuente de inspiración o estilo, pero los adalides de la fotografía callejera parecen estar bajando de esa nube llena de propuestas, caras famosas y asientos privilegiados. El propio Scott Schuman, The Sartorialist, lo confesaba hace unos meses en la revista The Cut. “Estamos llegando a un punto de no retorno. La gente tiene que poder creer lo que los bloggers dicen”. Y lo que fotografían. Schuman y su ex novia, la también fotógrafa Garance Doré, siguen en activo, pero su presencia ya no genera la expectación que generaba hace cinco o seis años. Al menos, hoy comparten popularidad con algunas de sus caricaturas: The Fake Sartorialist o la cuenta de Twitter The Sarcastialist, que se mofan de los repetitivos clichés presentes en este ámbito, de la bici vintage a la pose distraída móvil en mano, pasando por los cientos de miles de sandalias que los ‘cazafocos’ llevan durante los desfiles de febrero en Nueva York.

El pasado otoño, Tommy Ton cerraba su famosísimo blog de street style, Jak and Jill, y se abría una página a modo de porfolio personal. Ya nadie lo ve a las puertas del evento tratando de retratar a los invitados. Naturalmente, el fenómeno blogger y el street style no dejarán de existir, pero quizá deban pasar por una reestructuración de sus principios. Más cuando los periodistas prestigiosos ya suben, como ellos, miles de fotos a Instagram, y la audiencia está cansada de atuendos demasiado originales o demasiado premeditados como para darles crédito.

En las calles de NYC durante New York Fashion Week Otoño 2015

En las calles de NYC durante New York Fashion Week Otoño 2015

“Ese circo que se ha creado alrededor de los desfiles me parece, hoy por hoy, un desastre bastante cómico. Veo que la gente se viste para ser fotografiada, pero no para expresarse de manera auténtica. Es lo mismo que nos ha llevado a la fiebre por los realities o a la marca personal. Un deseo desenfrenado de celebridad”, confesaba hace algún tiempo la ex editora de T Magazine, Sally Singer.

Tal vez las cámaras vuelvan a girarse hacia la pasarela real y puede que, incluso, los artistas del streetstyle recuperen el interés por las tribus urbanas, la gente anónima y cualquier indicio de espontaneidad real. Sea como sea, la industria y los aficionados a la moda reclaman un cambio. Y, mientras tanto, siempre nos quedará Bill Cunningham, el octogenario fotógrafo que sigue apostado a las puertas del Lincoln Centre fiel a su bicicleta y a su ojo clínico. Lo reconocerán porque es el único que, a un desfile en pleno febrero, acude abrigado con plumas y botas de nieve.


Fuentes: Smoda